Coach Laura Posada

No te sabotees a ti misma en esos momentos en los que nos sentimos incapaces de avanzar, es muy fácil buscar excusas: “no me va bien en mi trabajo porque mi jefe no me aprecia”; “quiero reducir mi consumo de comida chatarra, pero voy a pedir una doble porción de papas fritas porque me provocó”; “no abro mi propia empresa porque no soy capaz de manejarla”, “no encuentro la motivación para hacer ejercicio”, etc. ¿Te suena?

Hay una frase popular que me gusta mucho y que resume esta conducta de auto sabotaje perfectamente: “apártate de tu propio camino”. Muchas veces somos nosotras mismas nuestro más grande enemigo, porque tenemos hábitos negativos que nos impiden alcanzar lo que queremos. Lo peor es que casi siempre lo hacemos sin darnos cuenta, y terminamos desorientadas, sin saber por qué no logramos avanzar.

¿Cuáles son esos hábitos dañinos y qué puedes hacer al respecto?  La procrastinación, que es posponer una y otra vez nuestras obligaciones, de forma injustificada. Para lidiar con este hábito, siempre recomiendo fijar pequeños objetivos diarios y anotarlos en tu agenda. Planifica detalladamente tu día. En algún momento ocurrirá un imprevisto y no se cumplirá tu planificación, pero intenta cumplirla la mayoría de los días. En la noche te sentirás muy satisfecho y tranquilo de haber alcanzado tus objetivos diarios.  El abuso de comida, medicamentos o alcohol, que hace daño al cuerpo y a la mente. En estos casos se requiere entender por qué lo haces, buscar alternativas más sanas de suplir esa necesidad y evitar cualquier persona o situación que te incite a consumirlas. En caso de adicciones, sugiero buscar ayuda especializada con un médico, un nutricionista o grupos de apoyo.  La excesiva dependencia de terceros para hacer cualquier cosa. Es muy importante crear vínculos fuertes con los que nos rodean y eso siempre genera un cierto nivel de dependencia. Sin embargo, si todo lo que quieres depende de otra persona (ya sea de tu familia, tu jefe, tus amigos, tu socia), tu recorrido se puede volver muy lento o de plano detenerse. Revisa mentalmente las cosas que puedes controlar por ti misma, y conviértelas en tu prioridad para enfocarte.  Hacer caso a esa pequeña voz interior destructiva que te dice que no eres capaz, que no eres suficiente, que vas a fracasar. Ella representa nuestros miedos más profundos producto de eventos traumáticos del pasado y siempre estará allí. Pero si la reconoces, puedes dialogar con ella: “Sé de dónde vienes, pero mira todo lo que he logrado, es decir, que sí puedo, sí soy capaz y no me vas a detener”. A partir de hoy, deja de sabotearte y ayúdate a ti misma. Si quieres más consejos para vivir con paz y felicidad a cualquier edad, búscame en mis redes sociales (@lauraposadalifecoach).

Total Page Visits: 379 - Today Page Visits: 1
Wordpress Social Share Plugin powered by Ultimatelysocial