Comer fruta de noche es malo: ¿mito o verdad?.

La fruta contiene azúcares que aportan calorías a la dieta y contribuyen en alcanzar las 2 mil calorías promedio que requiere un adulto.

Muchas personas no comen fruta de noche porque creen que es malo. De acuerdo a la información que manejan, la fruta de noche engorda, sube el azúcar de la sangre o puede resultar indigesto por una fermentación.

¿Comer fruta de noche es malo?  No es malo, es un mito. La fruta es un alimento fresco en el sentido de estar vivo, es decir es un alimento que se encuentra todavía en un proceso de maduración y que mantiene una serie de reacciones químicas que son útiles para el hombre, además de todos los nutrientes que contiene.

La falsa expresión de creer que consumirla de noche engorda es debido a que la fruta contiene azúcares simples de rápida absorción y al consumirse de noche, cuando uno no tiene mayor gasto de energía, estos azúcares de la fruta se almacenarían en el cuerpo aumentando de peso.

La fruta contiene azúcares que aportan calorías a la dieta y contribuyen en alcanzar las 2 mil calorías promedio que requiere un adulto, sin importar en qué horario se consuman. La cantidad de fruta aconsejada va de 3 a 5 unidades de fruta al día. Si te pasas de la cantidad de calorías que necesitas, ganarás peso sin importar si son de la fruta o de otro alimento.

Por otro lado, el riesgo de que el azúcar de la fruta incremente la glucosa en sangre a valores anormales podría ocurrir en caso de un paciente diabético, quien por su enfermedad debe tener un horario particular para comer frutas.

Finalmente, es poco probable que la fruta sea causa de indigestión. Esto debido a que al ser un alimento vivo contiene enzimas que están activas para seguir el proceso de maduración de la fruta, al ingerir la fruta fresca, muchas de estas enzimas resultan ser facilitadoras de la digestión de los alimentos. Tal es el caso de la papaína de la papaya que facilita la digestión de las carnes.

Te dejo tres tips para que puedas consumir frutas por la noche.

1. Consumir fruta por las noches no es tan malo como pudiera parecer, simplemente elige aquellas con un bajo índice calórico como la pera o la manzana.

2. Si te gusta dormir bien hidratado, las frutas ricas en agua como la sandía o el melón se vuelven una opción altamente recomendable.

3. Evita las frutas cítricas como la mandarina, naranja y kiwi por su incidencia en los jugos gástricos, así́ como aquellas ricas en fructosa como el plátano, la fresa y el mango.

¡Sí puedes comer frutas de noche! Pero hazlo inteligentemente.

Total Page Visits: 621 - Today Page Visits: 1
Wordpress Social Share Plugin powered by Ultimatelysocial