Cuatro increíbles alimentos para fortalecer tu cerebro.

El cuerpo y la mente están irrevocablemente conectados. Mientras mejor nos sintamos físicamente, mejor funcionará nuestra mente, y cuanto más nutramos nuestro cerebro, mejor funcionará el cuerpo.

No se trata de llevar una dieta “especial para cerebros”, una alimentación sana y sostenible ya es en sí beneficiosa para que todas las funciones del cuerpo se interrelacionen de manera adecuada, sin embargo, sí que hay algunos alimentos que le ayudan a funcionar mejor.

¿Qué come nuestro cerebro?

El cerebro es un músculo que necesita energía, concretamente consume más del 20% del total de todo nuestro organismo, por eso hay que nutrirlo como se merece, con alimentos ricos en grasas, proteínas naturales, y vitaminas esenciales. Uno de ellos es el chocolate (eso sí, sin aditivos ni azúcares y con al menos un 70% de cacao).

  1. Cacao:

Contiene una gran cantidad de flavonoides que, según confirman algunos estudios, reducen el riesgo de sufrir un accidente cerebrovascular.
También contiene teoromina y cafeína, grandes estimuladores de las endorfinas que tan útiles resultan a nuestro organismo para reducir el estrés y aliviar dolores.

  1. Avena:

Este producto es rico en vitamina B1 que actúa como reductora del nerviosismo y combate la fatiga intelectual.

  1. Frutos secos:

Los frutos secos como las nueces o las almendras, cargados de vitaminas como la vitamina E, que mejoran el rendimiento intelectual. Este elemento ayuda a disminuir la presión sanguínea y mejora la circulación del sistema nervioso, con lo que incide directamente en la protección del cerebro y en la mejora de las capacidades cognitivas. El huevo es una proteína natural que ayuda a una correcta neurotransmisión de las señales y por tanto puede prevenir la degeneración de esta red.

¿Cómo debemos cuidar nuestro cerebro?

Te presento cinco claves para cuidar el cerebro y la mente, para que tengan un correcto funcionamiento:

• Muévete: Un mínimo de 30 minutos de ejercicio diarios ayudan al cerebro a producir las hormonas necesarias para aliviar el estrés y la ansiedad.

• Consume energía: La fibra, las proteínas y las grasas saludables aumentarán el nivel de energía general y mejorarán las funciones cerebrales.

• Descansa: Un sueño reparador de al menos siete horas cada noche ayuda a la regeneración neuronal. También lo hacen las pequeñas siestas de 15-20 minutos, si puedes.

• Cambia de actividad: Una pausa cuando estamos trabajando permite al cerebro despejarse y organizar mejor los pensamientos. Luego serás más rápido y eficiente.

• Desconecta: La meditación puede ser una estupenda aliada de nuestro cerebro, no hace falta entrar en trance, ni ser un experto, el simple hecho de cerrar los ojos, sentarte cómodamente y concentrarte en tu respiración unos minutos te relaja y produce grandes beneficios a tu cerebro.

Total Page Visits: 435 - Today Page Visits: 1
Wordpress Social Share Plugin powered by Ultimatelysocial