Cuatro pasos para vencer la procrastinación y el autosabotaje

Internet está llena de videos de gatitos adorables, y a todos nos encanta verlos. Uno pensaría que el motivo por el cual nos sentimos tan atraídos por los videos tiernos, es porque nos hace liberar endorfinas y experimentar emociones positivas, y probablemente sea cierto… en parte. Pero la investigadora Jessica Gall Myrick de la Universidad de Pensilvania quiso llegar al fondo del asunto y a través de una encuesta a casi 7000 participantes, cuyos resultados se publicaron en la revista Computers in Human Behaviour en 2015, hizo un descubrimiento sorprendente: vemos videos de gatitos en Internet porque eso nos permite… ¡procrastinar!

Sí, a veces las distracciones en Internet son la excusa perfecta que inconscientemente usamos cuando queremos posponer o evadir una tarea que no nos gusta, nos parece aburrida, o nos da miedo comenzar porque nos sentimos incapaces de hacerla. Y lo más preocupante es que, a mi juicio, la procrastinación es la forma más frecuente de autosabotaje y probablemente el principal obstáculo para alcanzar una productividad óptima.

Hoy te explico cuatro cosas que puedes hacer para dejar de sabotearte a ti mismo, ser más productivo, aprovechar al máximo tu tiempo y vencer el dañino hábito de dejar para mañana lo que puedes hacer hoy. 

Identifica qué es realmente lo que te impide comenzar o terminar una tarea: nada mejor para vencer un temor que identificarlo, reconocerlo, aceptarlo y afrontarlo. Analiza qué es lo que te lleva a posponer una y otra vez ese proyecto, tarea, ensayo, presentación, o cualquier responsabilidad. Quizás sientas que no eres capaz de hacerlo, o que necesitas algo de asesoría para comenzar. Busca ayuda, haz preguntas, encuentra un tutorial en Internet, da el primer paso. 

Haz un cronograma realista de tu día y cúmplelo: la organización es un estado mental que nos permite tener la suficiente claridad para definir los pequeños objetivos del día a día, que en conjunto conforman las metas más grandes de tu vida. Entonces, planifica de forma realista tu día, establece tus prioridades y objetivos, y reserva dentro de tu horario un espacio para ti y ¿por qué no? para relajarte viendo los videos de gatitos (hey, que a mí también me fascinan); solo asegúrate de hacerlo cuando ya hayas terminado con tus obligaciones.

Busca alcanzar estados de flujo: en psicología, un estado de flujo o “estar en la zona” representa esos momentos en los que una persona está absolutamente concentrada en la tarea que está ejecutando, dando paso tras paso sin detenerse ni distraerse con el mundo que le rodea, con la mente abierta y aplicando la creatividad y el pensamiento estratégico, hasta terminarla con éxito. Les sucede mucho a los artistas, escritores y deportistas, pero cualquier persona puede entrar en un estado de flujo con un poco de práctica. Empieza por desactivar las notificaciones de tu teléfono y remover cualquier foco de distracción cuando comiences a hacer un proyecto. Este es un tema tan interesante y útil que amerita un artículo completo por sí solo.

Ten preparadas pequeñas recompensas para celebrar tu productividad: qué bien se siente cuando hacemos un recuento mental al final de nuestro día y nos damos cuenta de que logramos todo lo que nos propusimos, ¿verdad? Celébralo con un baño de espuma, una comedia que querías ver, una rica cena, algo que aumente tu satisfacción y bienestar. 

Pon en práctica estos consejos para vencer la procrastinación y ser más productivo. Si necesitas más motivación, te espero en mi sitio web www.lauraposada.com y redes sociales @lauraposadalifecoach.  

Total Page Visits: 1119 - Today Page Visits: 1

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Wordpress Social Share Plugin powered by Ultimatelysocial