No es necesario pretender que lo sabes todo

Siempre me ha parecido un poco curioso el hecho de que nos cuesta admitir que no sabemos algo. Pero, de verdad, es que nos cuesta muchísimo decir “No sé”, y cuando finalmente lo decimos es con vergüenza. Como si fuera una falta gravísima no tener conocimiento de algo. Como si fuéramos los únicos en el mundo que desconocemos información importantísima que todos los demás poseen. Si alguna vez te has sentido así, te garantizo que no hay nada de qué avergonzarse. Hoy desmitificaremos aquí el culto al conocimiento. Sigue leyendo.
 
Según Dan Rockwell, orador especializado en liderazgo y creador del blog Leadership Freak, “El aprendizaje comienza en los límites del conocimiento donde la claridad deriva hacia la incertidumbre y la confusión. Cuando la gente dice cosas como ‘No sé’”. De hecho, continúa este experto, “Los líderes exitosos construyen relaciones donde es seguro, e incluso deseable, NO saber”. Sí, para ser un líder no necesitas saberlo todo.
 
Si damos esto por cierto, te voy a decir un secreto: estar consciente de que no sabes es un tipo de sabiduría en sí mismo y hasta un súper poder del verdadero líder. ¿Por qué? Porque abre la mente y con ella la puerta para el aprendizaje, el crecimiento y la evolución. En resumen: quienes pretenden que lo saben todo no se interesan en aprender nada que les haga cuestionar sus convicciones actuales y por eso les cuesta avanzar. El que reconoce su ignorancia, pero es curioso y está ávido de conocimiento nuevo, posiblemente llegue más lejos.
 
Entonces, ¿cómo puedes usar todo lo que ignoras a tu favor? Siguiendo estos tres sencillos consejos.
 
Asume que no saber algo no tiene nada que ver con la inteligencia: como comenté al principio, decir “No sé” nos da vergüenza, y puede ser porque tenemos la idea errónea de que la ignorancia está asociada con una baja capacidad intelectual o poca inteligencia. Y es todo lo contrario. Pongamos un ejemplo muy actual: en este momento vemos a los más destacados y experimentados médicos, virólogos y científicos del mundo reconociendo abiertamente que no saben mucho del nuevo coronavirus. ¿Son menos inteligentes por eso?
 
Descubre lo que no sabes y enfócate en aprender: para eso, te invito a hacer un pequeño ejercicio. Pregúntate: “¿Qué desconozco sobre mis desafíos actuales?”. Ya sea que estos desafíos sean problemas u oportunidades, analiza todo lo que no conoces haciendo una lista de 10 aspectos del desafío (o que afectarán seriamente el desafío). Los primeros aspectos serán fáciles, pero esfuérzate por conseguir al menos siete, preferiblemente 10. Las investigaciones revelan que es probable que tus mejores oportunidades de avanzar se encuentren en los últimos aspectos que tanto te costó descubrir.
 
Acéptate y siéntete seguro y genuino en tu propia piel: esta sensación de autoaceptación y autenticidad se proyecta hacia afuera y te hace ganar credibilidad frente a los demás. Si no sabes, pregunta a los que sí saben con confianza, seguridad y genuino interés por aprender. Si sabes, demuestra tu conocimiento y experticia sin arrogancia, con la humildad de aceptar que todo lo que sabes hoy puede cambiar mañana y que no es posible, ni siquiera deseable, que lo sepas todo.
 
Por último, nunca pierdas la curiosidad y las ganas de aprender cosas nuevas, incluso aquellas que puedan desafiar tus creencias y opiniones actuales. Si quieres más consejos sobre liderazgo, encuéntralos en mi sitio y mis redes sociales:

Web: https://www.lauraposada.com

Twitter: PosadaLifeCoach

Instagram: LauraPosadaLifeCoach

Facebook: https://www.facebook.com/lauraposadalifecoach

YouTube: https://www.youtube.com/user/coachlauraposada


 
 
 
 
 

Total Page Visits: 470 - Today Page Visits: 2

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Wordpress Social Share Plugin powered by Ultimatelysocial