Practica actos de bondad durante la pandemia

La pandemia de la COVID-19 nos ha dejado muchas lecciones de vida. Para mí, una de las más evidentes ha sido darme cuenta de cuánto nos necesitamos unos a otros en este mundo. Valores como la bondad y la solidaridad se vuelven cada vez más relevantes a medida que pasamos juntos por un momento tan crítico para toda la humanidad.

Desde hace años promuevo los actos de bondad y el trabajo voluntario y altruista como actividades que hacen maravillas por tu propio bienestar. La ciencia respalda estas afirmaciones, con estudios que demuestran que las personas generosas y compasivas no solo viven más tiempo, sino que son más felices.

En 1999, un estudio dirigido por Doug Oman, profesor adjunto de la Universidad de California, Berkeley, encontró que las personas mayores que se ofrecían frecuentemente para hacer trabajo voluntario tenían un 44% menos de probabilidades de morir durante un período de cinco años. Lo más impresionante es que aquellos que se ofrecían como voluntarios para dos o más organizaciones tenían un 63% menos de riesgo de mortalidad que quienes no lo hacían. Otros estudios han demostrado que estas personas también tienen más energía, mejor sistema inmune, un riesgo menor de sufrir de ansiedad y depresión, y menos dolores y molestias asociados con el envejecimiento.

Establecidos los beneficios de los actos de bondad, puedes estar pensando que quizás tu situación financiera no es la mejor y que no cuentas con recursos para ayudar económicamente a los demás. Lo más bonito de todo esto es que hay infinidad de gestos pequeños que no cuestan ni un centavo y pueden marcar la diferencia en la vida de otras personas. Aquí te doy tres ideas para que empieces a practicar la bondad y obtener todos sus beneficios hoy mismo.

Cada vez que salgas de tu casa, usa un cubrebocas: ha habido mucho debate sobre este tema pero, en tiempos de pandemia, este quizás sea el acto más generoso que puedes hacer por ti mismo y los demás. Si todos usamos correctamente el cubrebocas, ayudamos a disminuir significativamente la tasa de contagios del virus, lo que le puede salvar la vida a miles de personas, particularmente de los grupos más afectados como los ancianos y los enfermos crónicos. Entonces, ¡usa tu cubrebocas!

Está presente para los más vulnerables: estar presente puede significar muchas cosas. En unos casos puede ser escuchar con atención a alguien que necesita desahogarse, y pasar tu enfoque mental de tus propios problemas a los problemas de esa persona. También puede significar hacer la compra del supermercado o una diligencia por un vecino que por estas circunstancias no puede salir de su casa; te vas a tardar unos minutos más, pero es una ayuda invaluable para él o ella.

Responde con amabilidad y compasión cuando alguien sea rudo o grosero contigo: se trata de entender que esa rudeza no tiene nada que ver contigo sino con algo que esa persona está experimentando… puede estar teniendo un mal día, mes o año, y tal vez lo que necesite es un poco de comprensión y amabilidad para sentirse mejor y a su vez, tratar mejor a los demás.

Yo propongo comenzar un desafío de actos de bondad. Fija como meta tener al menos un pequeño gesto de bondad con alguien todos los días durante un mes y cuéntame en mis redes sociales de qué forma esto ha mejorado tu vida y bienestar. ¡Te espero!

Total Page Visits: 666 - Today Page Visits: 2

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Wordpress Social Share Plugin powered by Ultimatelysocial